RENAULT ELEVA LA DUSTER A OTRO NIVEL.

Después de varios meses de especulaciones, avistamientos, y expectativa, Renault Colombia develó la nueva generación de su exitosa SUV Duster, que se renueva después de casi una década en el mercado automotor colombiano.

El modelo conserva la esencia de su principal objetivo ser una SUV asequible, confiable, robusta, y de buen desempeño Pero para esta nueva generación Renault ha incorporado importantes novedades que la hacen mucho más atractiva y completa en la oferta de SUV de gama media.

Quizá la innovación más importante en la Nueva Renault Duster se encuentra bajo el capó, con la inclusión en su oferta motriz de un bloque de 1.3 litros apoyado en un turbo. Se trata de un motor desarrollado por la alianza Renault, Nissan, y Mitsubishi en asocio con Daimler (Sí, Mercedes Benz) y es la Nueva Renault Duster, ensamblada en la planta de Sofasa, el primer modelo de la marca en la región de América que lo monta, y Colombia es el segundo país del mundo que la ensambla.

Este motor hace gala de los desarrollos en la tendencia tecnológica de usar motores de menos cilindrada, que permite ofrecer motorizaciones más pequeñas en los vehículos pero con un desempeño más eficiente (correspondiente a motores de mayor tamaño) y menos consumo de combustible y emisiones de gases nocivos al medio ambiente. Entrega 154 caballos de potencia y un torque de 270Nm.
Esta oferta de motorización se complementa con un renovado 1.6 litros que integra una potencia máxima de 114 caballos de fuerza y un torque de 156Nm.
También en algunas de las versiones el vehículo incorporara la caja automática tipo CVT que simula ocho (8) velocidades en modo automática y siete (7) en modo manual secuencial. Frente al comportamiento de este tipo de transmisión los ingenieros de Renault explican que brinda un buen tiempo de respuesta y una aceleración suave y continua, lo que favorece el confort en el manejo, principalmente en los grandes centros urbanos.

Su diseño
La Renault Duster 2022 mantiene su reconocido ADN con líneas musculosas, sinónimo de robustez, pero renueva visiblemente la parte delantera con una nueva firma luminosa, luces LED en forma de “C” de conducción diurna. Las nuevas líneas del capó junto con el nuevo parachoques cromado generan aún más grandeza. Otro cambio en su diseño es la reducción del ángulo del parabrisas frontal, lo que hace al modelo más aerodinámico. En la parte lateral, la nueva Renault Duster tiene una línea de cintura más alta y recibe nuevas puertas con líneas que fortalecen el aspecto. Integra un nuevo diseño de decoración lateral 4WD al igual que en los paneles laterales traseros y puertas traseras. Sumándole más modernidad al modelo, están los nuevos rines de 16 y 17 pulgadas,

dependiendo de la versión. En la parte trasera, las novedades se encuentran en la tapa de maletero, el paragolpes y las luces LED. Se destacan también las nuevas líneas de baúl, acompañado con un rediseño en los faros traseros con la firma luminosa en LED. En la parte superior del vehículo, las nuevas barras de techo complementan el aspecto robusto.

Mas comodidad y tecnología
Su interior también se renovó, especialmente para aumentar el nivel de confort y de calidad percibida abordo, así como la incorporación de mejor tecnología en tema de infoentretenimiento. Un incremento del espacio interior ofreciendo poco más de 20 litros de espacios para almacenamiento y entre 400 y 475 litros de espacio en su baúl (según versión) . Integra el nuevo centro multimedia Easy Link, que cuenta con una pantalla de 8” Ofrece duplicación para teléfonos móviles a través de Android Auto y Apple CarPlay.

Seguridad
Si bien en seguridad tiene evolución con aspectos como el incremento de la rigidez torsional, o la incorporación de tecnologías como el control de estabilidad, el asistente de arranque en pendiente, el asistente de control de descenso, o el limitador de velocidad


La nueva Renault Duster se ofrece en seis versiones cuatro con tracción 4×2 y las dos restantes 4×4 con precios entre $59.900.000 y $81.850.000 durante su etapa de lanzamiento.

CAJAS DE CAMBIO CON MAS RELACIONES..

La caja de cambios automática es cada vez más popular y su implementación y uso ya no solo se orienta a los vehículos de gamas superiores. Cada vez, desde los modelos de entrada, es factible encontrar este tipo de transmisión.

Su evolución ha sido notable en los últimos años y, quizá lo que más llama la atención de conductores y potenciales propietarios de vehículos con este sistema, es el aumento en su número de marchas. En 2001 una revolución en la tecnología automotriz fue la aparición de la caja de cambios de 6 marchas, que ZF instaló en el sedán buque insignia de BMW, el Serie 7. Y luego en 2003 Mercedes Benz introdujo una caja de 7 velocidades. Este crecimiento de las relaciones se detuvo un poco pero desde hace un poco más de diez años, con el desarrollo de la tecnología en la fabricación de este elemento, sus materiales, y la mayor presencia de la electrónica en los autos, ha posibilitado que se puedan encontrar en el mercado automotor referencias de vehículos con cajas de cambios de 8, 9 y hasta 10 marchas, como ocurre con el SUV recién lanzado en Colombia, Ford Explorer ST.

¿Pero cuál es el objetivo?

Básicamente lo que las firmas automotrices buscan con la incorporación en sus vehículos de cajas automáticas que tienen este amplio número de relaciones es alcanzar un mayor nivel de eficiencia con el menor gasto en combustible posible, y también con una considerable reducción de emisiones de NOX y CO2 a la atmósfera.

Al tener este número de relaciones lo que los ingenieros de desarrollo quieren es que mientras el carro se encuentre en movimiento su motor gire siempre en el rango de revoluciones adecuado para cada momento de la marcha. Al tener un mayor número de relaciones la caída de vueltas del motor entre cada cambio es menor y su recuperación para llegar al rango adecuado es más rápida.

Las primeras relaciones cortas le darán al carro la fuerza suficiente para iniciar marcha o realizar maniobras como un ascenso o sobrepaso. Y en las relaciones más largas,  especialmente cuando se avanza a velocidad crucero, el carro siempre estará en el régimen óptimo más bajo posible sin afectar su desempeño.

Mayores relaciones no está directamente asociado con mayor velocidad. En muchos casos el carro alcanza su velocidad tope un par de marchas por debajo de la máxima, pero las restantes lo que hacen es mantener el rango de giro adecuado para generar esa eficiencia y menores consumos.

Renault y el Metro de Medellín exploran las ventajas del carsharing

Matthieu Tenenbaum Presidente de Sofasa y Tomás Elejalde Escobar Gerente del Metro de Medellin.

Nuevas tendencias se observan en los procesos de movilidad en las ciudades y ellas poco a poco también llegan a Colombia

Una es el Carsharing Esta es una modalidad de coche compartido mediante alquiler por un corto período de tiempo Un usuario alquila un carro (generalmente a través de una app de alguno de los operadores de carsharing) lo recoge en un punto determinado de la ciudad en la que la empresa tiene dispuestos los estacionamientos de estos vehículos y tras su uso lo deja en otro de esos puntos de estacionamiento para que alguien más pueda usarlo

Autotest consultó en algunas fuentes a través de internet para conocer las cifras de este negocio en el mundo y encontró que según el sitio Computer Hoy (www.computerhoy.com) las cifras más actuales serían a 2018 en las que se afirma que existen en el mundo alrededor de 600 ciudades en 18 países en las que existe esta modalidad de transporte con unos 30 mil vehículos Y según la firma de asesoría en temas de movilidad Movmi esta actividad generaría en el ámbito global ingreso por más de 16 mil millones de dólares en 2024

Y como escribimos antes, esta es una tendencia que comienza a explorarse en Colombia

En días recientes Renault Sofasa y el Metro de Medellín iniciaron el proyecto piloto de una alianza que permitirá poner a prueba este modelo como una forma de movilidad alternativa que contribuye a una disminución en el impacto ambiental generado por el tema del transporte.

El proyecto hará uso de vehículos tanto térmicos, como carros eléctricos.  Inicialmente se ofrecerá para los colaboradores de ambas empresas, para que en etapas posteriores se pueda ampliar a los servicios integrados de última milla que ofrece actualmente la red Metro dentro del Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá y que se operarían inicialmente a través de la APP Renault Mobility.

“Gracias a este proyecto piloto se unen la marca líder del sector automotor y la compañía más grande de transporte masivo del país, logrando una significativa alianza entre el sector público y el sector privado, para enfrentar los retos que las nuevas ciudades nos exigen. Tenemos la confianza en que podamos seguir profundizando las relaciones entre Renault-Sofasa y el Metro de Medellín, demostrando que no somos líderes sólo en la comercialización de productos y servicios sino también por la apuesta que realizamos por la movilidad sostenible en pro de todos los habitantes de esta región”, aseguró Matthieu Tenenbaum, Presidente- Director General de Renault-Sofasa.

Desde 2019, Renault Mobility, que es la solución de servicios de movilidad compartida del Grupo Renault, se encuentra operando en un proyecto piloto dirigido a los colaboradores de Renault-Sofasa. Este proyecto, desarrollado por un equipo transversal de diferentes áreas, es una apuesta a la movilidad compartida en la que se pone una flota de vehículos 100% eléctricos y térmicos a disposición de sus empleados para que los puedan reservar y usar por medio de la aplicación móvil.

El innovador modelo, que representa una de las tendencias del futuro, ha sido probado (y actualmente en uso) en Colombia por más de 400 empleados de Renault en 17 meses, y actualmente en Europa ya cuenta con más de 4.000 vehículos en circulación. “Con esta alianza buscamos nuevas alternativas para la movilidad de los habitantes de la ciudad-región a través de nuevos servicios con tecnologías limpias y amigables con el medio ambiente. Se potencia la Movilidad como Servicio (MaaS) con la integración del sistema masivo con servicios de movilidad compartida, micro movilidad entre otros”, explicó Tomás Andrés Elejalde Escobar, Gerente General del Metro de Medellín.

ALINEACION Y BALANCEO.

imagen: https://www.klipartz.com/

Dos  procesos básicos que se debe realizar de manera periódica para garantizar el óptimo funcionamiento del carro son la alineación y el balanceo de las llantas.

El objetivo de la alineación es verificar que las  ruedas estén  en una correcta posición  en relación con la superficie sobre la que están rodando o la estructura del vehículo a la que están sujetas. Unas medidas de alineación correctas previenen un trabajo irregular de las llantas y un desgaste disparejo de las mismas, de no hacerlos así, en el mediano y largo plazo se puede producir un aumento del consumo de combustible y desgaste prematuro de otras partes de la suspensión. Además, un carro con una alineación adecuada tendrá una mejor maniobrabilidad y responderá de forma precisa a las indicaciones desde la dirección, y su estabilidad será más precisa.

¿Cómo detectar un problema de alineación?

Generalmente las indicaciones más claras de la necesidad de revisar la alineación del vehículo son cuando al rodar el carro se orienta hacia la derecha o hacia la izquierda aunque el timón no  indique esta trayectoria.   Cuando al girar en una u otra dirección en curvas pronunciadas a mediana velocidad las ruedas chirrean o cuando al soltar el timón en un terreno recto, liso y plano, el vehículo tiende siempre a irse a un lado.  Obviamente antes de esto, deberá cerciorarse de que la presión en las llantas es la recomendada por el fabricante.

Es recomendable realizar una alineación de las cuatro ruedas  al menos una vez  al año. Pero también cuando una llanta o un rin ha recibido un impacto fuerte   y sobre todo cuando el vehículo ha tenido golpes fuertes en su carrocería, o reparado después de un impacto.

Por su parte, el balanceo hace referencia al equilibrio en pesos que debe existir entre la llanta y el rin  en el que se aloja. Este equilibrio o balanceo de las llantas busca evitar una vibración al momento de rodar. Vibración que se puede sentir en la dirección o incluso ir más allá, y afectar el confort de todos los que viajan en el vehículo.

Pero no solo genera incomodidad en la conducción, también un desgaste desigual en las llantas, y puede ocasionar daños en otros elementos del sistema de suspensión del auto.

Entonces, así, cuando al rodar a partir de una velocidad media comienza a sentir una vibración en el volante, el tablero, o incluso es percibida desde los mismos asientos de los pasajeros, toda inspección debe pasar por un análisis del balanceo de las llantas para corregir el problema o descartar que se trate de este factor el que está generando el movimiento excesivo.

EL CONTROL DE ESTABILIDAD…

Durante la conducción es probable que en algún momento pueda encontrarse en una situación compleja y que podría ser un potencial factor para un incidente vial. Por su puesto que en esos momentos la pericia y la calma del conductor para evaluar y tomar la mejor decisión en aras de evitar o mitigar cualquier efecto es importante, pero afortunadamente hoy día la industria automotriz tiene un alto grado de evolución y la incorporación de tecnología y electrónica  en los carros se convierte en una aliada de primer orden para hacer de estos máquinas más seguras para todos los actores de la vía, y no siempre dejar las decisiones en manos humanas, que podrían no estar preparadas de manera suficiente para enfrentar una situación de potencial peligro.

Y gracias a esos desarrollos tecnológicos, cada día son más los modelos y gamas en los que es posible encontrar dos sistemas de seguridad que hacen la conducción más confiable, y  también cómoda. El Sistema de Control de Tracción, y el Sistema de Control de Estabilidad. Incluso, en muchos mercados ya son de presencia obligatoria en los carros nuevos. En Colombia aún no, pero sí se pueden ver cada vez más modelos que los incorporan.

El primero de ellos es un sistema que detecta cuando una o varias llantas del vehículo están girando más rápido (básicamente porque están patinando al perder contacto con la superficie sobre la que ruedan). El Control de Tracción puede actuar de dos maneras. O bien lo que hace es reducir la potencia que entrega el carro a esa rueda para eliminar el patinaje. O también puede actuar de manera que la frena, y la potencia se reparte en las otras llantas que sí tienen el contacto adecuado, para permitir que el automotor pueda sortear esa situación y continuar su marcha.

Por su parte el Control de Estabilidad recurre también a una serie de sensores que miden cada momento factores como la velocidad de cada rueda, la trayectoria del carro con relación al giro del volante, y el giro del auto sobre su eje vertical, para determinar así si el vehículo está o no dentro del camino que el conducto le está indicando. En su operación, los sensores del ESP analizan 25 veces por segundo las maniobras del carro para determinar si su intervención es necesaria o no.  En este caso el Control de Estabilidad lo que hace es frenar la llanta o llantas que están empujando hacia la trayectoria errada, y le entrega más torque a aquellas restantes, y que permitirán recuperar el control de automotor para ponerlo de nuevo en el camino correcto (cabe anotar que para ello el ESP utiliza los sensores del sistema ABS de los frenos). De igual manera, el Control de Estabilidad puede intervenir en la gestión del motor reduciendo la entrega de potencia que le permita al conductor mantener el control de su carro y evitar un derrape. Este sistema busca entre otros objetivos corregir los momentos de subviraje o sobreviraje.

Al adquirir un carro usado es muy importante evaluar sí sus sistemas de seguridad se encuentran operando de manera adecuada Aquí, en AUTOTEST cuenta con una inspección técnica rigurosa y hecha por profesionales automotrices que le dirán de manera clara el estado de ese carro que quiere comprar.