REVISION COMERCIAL

Un vehículo mal reparado no es solo una pésima inversión sino un gran riesgo para la seguridad de las personas.

Con este servicio buscamos informar al vendedor y al comprador sobre el estado real del vehículo, de tal forma que puedan realizar su transacción comercial con la mayor transparencia posible.

La revisión cubre aspectos mecánicos como el estado de la alineación, el comportamiento de la suspensión y los frenos,  el estado del motor, la caja y la transmisión y el estado de los elementos de control electrónico; la carrocería, indagando por partes reparadas o no originales, malas reparaciones o choques. También informa sobre el estado del chasis y reparaciones o daños que haya sufrido el vehículo.