A PROPOSITO DEL ACEITE DEL MOTOR.

Aceite de motor,  el líquido vital para el carro

Son varios los fluidos y líquidos que requiere un automotor para su correcto funcionamiento. Pero,  quizá el más importante y del que parte todo el complejo sistema de operación del carro es el aceite.

El auto puede tener gasolina, tener su líquido de frenos en en los niveles y condiciones adecuadas, el refrigerante en estado óptimo, sin problemas el aceite de caja; pero si el aceite de motor no está en sus condiciones ideales o en los niveles adecuados el riesgo de un daño catastrófico para el carro es inminente.

El aceite cumple la función básica de lubricar las piezas móviles del motor,  generando una película entre ellas que evita que el contacto directo de metal con metal por el movimiento que se da al interior del propulsor, deteriore estas piezas. Para esto es importante su viscosidad o la propiedad de mantener su capacidad de fluidez a diferentes presiones y temperaturas. Esta fluidez viene en una escala llamada SAE,  que entre mas alta, mas viscoso, es decir menos fluido.

Pero también cumple otras importantes funciones gracias a los aditivos que los fabricantes agregan a sus fórmulas. Una función detergente para limpiar el motor de cualquier suciedad, generalmente carbon, proveniente de la combustión, que pueda dañarlo.  Una función antioxidante para neutralizar las sustancias acidas que generan la combustion y el azufre presente en el combustible. Igualmente un aditivo para evitar la sedimentación de lodo y carbón. Y un aditivo antiespumante que previene la formación de espumas que dificultarían el efecto lubricante del aceite.

En un principio la industria de lubricantes para vehículos desarrolló los aceites monógrados que tenían un único grado de viscosidad. Pero con los avances y la necesidad de fabricar motores cada vez más eficientes, más económicos,  con mejor desempeño y capacidad de caballos de potencia y torque, fue necesario el desarrollo y formulación también de aceites más avanzados y versátiles. Es así como se habla hoy día de los lubricantes multígrados. Estos últimos recomendables ya que adaptan su viscosidad a diferentes temperaturas de operación ambiental.  No aumentan su viscosidad cuando la temperatura es baja y es necesario que en el arranque el aceite pueda llegar a las diferentes partes del motor rápidamente para lubricarlas de manera correcta. Ni tampoco en altas temperaturas disminuyen su viscosidad para así conservar sus propiedades lubricantes.

También en la forma de producción del lubricante se pueden obtener dos tipos de aceites,  minerales o sintéticos.  Los primeros provienen directamente de las etapas del proceso de destilación del petróleo.  Por su parte los lubricantes sintéticos se obtienen a partir de una serie de procesos químicos en laboratorio que modifican la estructura molecular del hidrocarburo utilizado como materia prima para su producción, obteniendo aceites de gran rendimiento y con mayores protecciones para el motor.

¿Qué aceite usar?

 Lo mejor es seguir la recomendación que el fabricante hace ya que es el quien conoce las características y necesidades de operación del motor de sus autos. Incluso, algunos aceites que los fabricantes utilizan, fueron expresamente desarrollados para ello para proteger correctamente sus motores, dadas sus alta especificaciones o rigurosas condiciones de operación. Igualmente el cambio debe hacerse en los tiempos o kilometrajes que el fabricante señala,  además para no arriesgarse a perder la garantía por no cumplir con este período recomendado.

Por ultimo, el igual cuidado que ponemos en el uso y selección del aceite, debe seguirse con los filtros utilizados.   Nada nos ganamos con usar un buen aceite, si no estamos logrando retirar de èl todo el material dañino que este retira de todos los rincones del motor y que de no hacerlo, lo desgastarían prematuramente, o se depositarían nuevamente evitando una  correcta lubricación.

COMO ADQUIRIR UN REPUESTO EN EL EXTERIOR.

Colombia y en general el mundo atraviesa una grave crisis de suministro de la industria automotriz. El efecto de la pandemia del Covid, sumado a las guerra de Ucrania y las dificultades en las economías de los países han creado una escasez sin precedentes en vehículos y también en autopartes. Los proveedores locales luchan por mantener sus inventarios y el constante incremento del dólar hace que sus precios sean cada día mas altos.

Ante el desespero por ver sus vehículos varados por repuestos, muchos propietarios se plantean la opción de importar por su cuenta el repuesto requerido; haciendo uso de la agilidad de las compras internacionales por internet, muy conocidas ya de tiempo atrás. Sin embargo el desconocimiento de donde comprar y en especial cual es exactamente el repuesto requerido, hacen que se frustre la idea y tengan entonces que someterse a esperar a veces meses sin saber que pasa con la llegada de la parte requerida.

Hoy quiero exponerles este procedimiento, que les permitirá buscar en el mercado extranjero algunos repuestos que por sus características pueden ser importados con toda seguridad.

En primer lugar debemos tener la certeza de que repuesto necesitamos. Un correcto diagnostico no evitara compras innecesarias. Nadie nos aceptara una devolución. Su mecánico experto es la única ayuda que se necesita.

Obvio que ya paso la época donde los repuestos automotores se pedian por el nombre. Necesitamos la identificación que el fabricante le da, para poder hablar el mismo idioma con la empresa o persona que lo vende. También paso la época donde en cada país los vendedores de partes manejaban sus propios números de identificación de las partes; hoy en día son números que están asociados a la parte de forma universal y también con este numero están asociados a los diferentes modelos y tipos de vehículos en que pueden ser instalados.

El paso siguiente es entonces determinar cual es el numero de parte que exactamente le corresponde a nuestro vehiculo. Aquí aparece otra ventaja de la globalización de la industria automotriz y es la identificación única de cada vehiculo. El VIN o numero de serie es una convención internacional que identifica de forma única cada vehiculo que se fabrica. Tiene 17 dígitos y da información exacta de la marca, el modelo, el país de origen y el consecutivo en la línea de producción. Además por obligación y sentido practico a partir de esta convención, todo repuesto vendido por un proveedor tiene asociado un grupo de VINs a los cuales es aplicable.

El VIN de nuestro vehiculo esta grabado en la carrocería. También se encuentra en el documento de propiedad (Matricula) ubíquelo y apúntelo.

Ahora en nuestro navegador de Internet vamos a comenzar la exploración. Comencemos la búsqueda con la «Marca», por ejemplo «Repuestos Marcax».

Inmediatamente aparecerán un montón de webs que ofrecen repuestos de la «Marcax». Verifique en país del mundo están y si son distribuidores de repuestos originales o genéricos (OEM). Haga una primera selección de ellos según su conveniencia: posibilidad de traerlo desde allá y calidad esperada (aun pueden también ser ofertas de repuestos de segunda los ofrecidos).

La garantía de obtener exactamente el repuesto que buscamos, es que las Webs que encontremos permitan la búsqueda por el numero VIN de nuestro vehiculo. De no ser así ni lo considere.

Ingresemos en el campo de VIN que la web nos ofrece, el numero de nuestro vehiculo. La respuesta de la web será un nombre o tipo de vehiculo, que ahora si, debe ser el que identifica el nuestro de forma comercial.

Normalmente las web ofrecen de forma grafica la búsqueda de los repuestos. Es decir inicialmente muestran los grupos de repuestos según el sistema a que pertenecen: suspensión, frenos, motor, refrigeración, eléctrico o electrónico. Podemos ir ahondando en los diferentes menús hasta llegar adonde se encuentre la parte que requerimos. Casi siempre es un dibujo donde se representan varias partes con un signo de identificación (números de 1 en adelante), y que mas abajo en la misma pagina tienen su correspondiente descripción. Listoooo…lo encontramos. En la descripción estará el nombre, LA REFERENCIA, la ubicación en algunos casos (izquierda o derecha), y el valor.

No es hora de pedirlo aun. Debemos asegurarnos de muchas cosas primero. Ya tenemos una primera REFERENCIA de parte. Repitamos el procedimiento anterior varias veces, incluyendo proveedores de diferentes países para asegurarnos que la REFERENCIA obtenida es internacional y no local asignada por el proveedor de la Web seleccionada.

Una vez asegurada la REFERENCIA, el paso siguiente es seleccionar el proveedor. En Colombia hemos aprendido a comprar en AMAZON, Ebay y mas comúnmente en Mercado libre. Busquemos allí la RERERENCIA seleccionada. Solo la referencia. La repuesta a la búsqueda será la Marca, el modelo de nuestro vehiculo y el nombre comercial de la parte que requerimos. Muchos proveedores de estas paginas ofrecen mas abajo en las búsquedas una lista detallada de la aplicabilidad de las partes ofrecidas y mejor aun la posibilidad de comunicarse con quien la vende para aclarar dudas y hacer una compra correcta. Si el precio es correcto, pues ya lo conocimos en las webs que buscamos inicialmente, esta en mi opinión es la mejor opción. Estas web ofrecen en muchos casos la opción de ponerlo en la puerta de su casa.

Si la búsqueda por estas webs no dio resultado, seleccionemos en las primeras paginas varios proveedores que por sus características ya si puedan realmente vendernos lo que requerimos y que a su vez podamos establecer un contacto por email o chat para tener la seguridad de una correcta selección y despacho.

Lo que sigue…es una compra internacional, que ya muchos saben como se realiza. Buena suerte.

EL MITO DE UNA PARTE REPINTADA DE TU AUTO.

imagen de: https://www.klipartz.com/

A diario oímos en nuestro trabajo a propietarios muy preocupados porque su auto recibió un pequeño golpe en una pieza y debe ser reparado. Piensan en las traumáticas dificultades que tendrá la venta de su carro y como deberá explicarle al potencial cliente la verdadera dimensión de lo que ocurrió. Casi todos tienen en mente aquel choque anterior ya reparado, que al momento de vender les obligo a disminuir el precio de venta para que el comprador se llevase ese vehículo que en apariencia nadie quería.

Hoy quiero dejar en claro algunas situaciones técnicas para evitar que esto continue ocurriendo. Con la realidad de hoy en día y las condiciones de trafico actuales, la única forma de tener un vehículo completamente original de pintura es no sacarlo a rodar. De resto, nuestros carros estarán llenos de pequeños rayones y hundidos y en muchos casos también, de reparaciones en algunas de sus partes.

Pero de donde viene semejante problemática?. En primer lugar, del desconocimiento del comprador de lo que realmente ocurrió con el vehículo. Situación normal en quien esta comprando. Y en segundo lugar de la mala calidad de los procesos de reparación que se realizaban a los vehículos años atrás: Hoy en día la situación es distinta.

Comencemos por lo segundo. Desde hace muchos años se conoce que los fabricantes ponen toda su investigación y mucha dedicación en hacer que la pintura de sus vehículos además de atractiva sea duradera y proteja el metal del vehículo. Esto se logra con procesos de pintura altamente especializados, materiales de gran calidad y con aplicaciones que incluyen en muchos casos el uso de robots en cuartos o cabinas especializadas.

Contrario ocurría en los talleres: la imposibilidad técnica de reproducir los procesos realizados por los fabricantes y la no disponibilidad para el taller de los productos usados por estos, hacia que los procesos de repintado fuesen en general de muy mal pronostico. Era común encontrar partes repintadas de diferente color, con una apariencia muy diferente a la original del resto del vehículo y lo peor con muy poca capacidad de mantener sus características a través del tiempo.

Si a lo anterior le sumamos la mala habilidad técnica de muchos operarios de la época, donde muchos de sus trabajos eran logrados con materiales de relleno en espesores muy altos, tendremos entonces que nada se podía esperar del futuro de un vehículo después de recibir un golpe por pequeño que fuera.

Hoy en día las cosas han cambiado muchísimo. Las pinturas usadas en los procesos de reparación son las mismas que usa el fabricante. Los procesos de repintado se realizan en cabinas herméticas que garantizan un acabado casi perfecto. Los técnicos cada día son mas preparados y especializados; y finalmente los colores son logrados con ayudas electrónicas que permiten una total igualación del color. Por todo esto, es fácil lograr que un vehículo después de repintado quede tan bien como un vehículo original.

La otra razón, y que la expusimos de primera en este articulo, es la cualidad natural del ser humano de buscar un ahorro en el precio de lo que esta comprando. Siempre estamos buscando el pero en la mercancía para lograr un mejor precio. Incluso sabiendo que lo que se compra, esta bien y nos sirve en ese estado.

Por todo esto expuesto, debo recomendarles que si su vehículo sufrió un daño en una de sus partes y debe ser reparado sigan estos pasos:

  • lntente si es posible, hacer reparar la parte sin intervenir la pintura. En la ciudad existen verdaderos artistas que lograr reparar golpes con herramientas especiales y mucha dedicacion hasta hacerlos casi imperceptibles. Los llamamos los magos y son muchos los que se dedican a ello. Hágalo si tiene la garantía de que va a quedar bien. No acepte trabajos de «casi bueno». El precio muchas veces es menor al de enderezar y pintar la pieza.
  • Si realmente toca pintar busque un taller de reconocida trayectoria. Solicite que le informen la marca y la calidad de los materiales a utilizar (siempre es un paquete que va desde la base hasta el barniz final) y pida que utilicen el mínimo de materiales de relleno. Y por ultimo verifique que tengan equipos modernos y adecuados para hacer una buena aplicación. No acepte además diferencias perceptibles en el color ni en la apariencia de la aplicación con la disculpa que con un poco de tiempo ellas desaparecerán. Solicite también un tiempo de garantía que mínimo deberá ser de un año y con algunos hasta de 5 años.

Si usted sigue los pasos anteriores, no tenga temor: Su carro será igual que el resto de los carros que circulan en nuestra ciudad, y valdrá con toda seguridad lo que vale el de su vecino.

Por ultimo, si tienes alguna duda, visitanos. Nuestro trabajo es garantizar que tanto comprador como vendedor conozcan el verdadero estado del vehículo que tienen en negocio.

FALTA DE REFRIGERANTE.

Nos escribe Pedro Jaramillo y nos pregunta la razón por la cual su vehículo desde hace unos días viene presentando un raro síntoma en la aguja indicadora de temperatura del refrigerante. Nos dice que la aguja cuando el vehículo alcanza la temperatura normal de operación comienza a oscilar indicando recalentamiento y rápidamente vuelve y desciende a la zona de normal. Cuenta que revisó y ve el nivel de refrigerante en el recipiente normal y los ventiladores están encendidos.

Este es un síntoma muy conocido de falta de refrigerante en el sistema. Lo curioso es que al mirar el frasco de expansión (tarro auxiliar) se ve con liquido y por lo tanto nunca se llegaría a pensar que hay ausencia de este al interior del motor y el radiador.

El síntoma que mencionamos de la aguja oscilante, está explicado que el bulbo que mide la temperatura del refrigerante esta pasando por momentos donde se encuentra sumergido en este y otros en que no. Cuando esto ocurre el vehículo por lo general tiene un exceso de temperatura y la aguja lo indica; Cuando deja de estar sumergido, el se enfría y da así una lectura errónea.

Lo importante es que el vehículo si esta con exceso de temperatura por falta de refrigerante y debemos encontrar la razón de la falla:

La solución en la mayoría de los casos es muy simple y esta relacionada con la pregunta de por que hay refrigerante en el frasco de expansión (tarro auxiliar) y en el motor no. La culpable aunque no parezca, es la simple tapa del radiador. Su función, aunque es contener el refrigerante, es también, y mas importante regular la presión de operación del sistema. El aumento normal de la temperatura del refrigerante, produce también un aumento de la presión interna del radiador y el sistema de refrigeración. Esto es útil pues permite un incremento en la temperatura de ebullición del refrigerante, aumentando su eficiencia de operación. Sin embargo el sistema debe tener como regular la presión máxima de trabajo y evitar que explote el radiador o una manguera. Esta función la tiene la tapa. A través de una válvula permite que el refrigerante vaya al tanque auxiliar o de expansión. Lo contrario cuando el sistema se enfría, el refrigerante que había ido al frasco debe retornar al radiador y esto finalmente es lo que no ocurre cuando la tapa esta en mal estado. Como este ciclo de liberar presión al frasco de expansión ocurre cada vez que el sistema alcanza la presión de trabajo, terminará entonces por hacer que poco a poco se disminuya el liquido del sistema alojado al interior del motor y el radiador.

Un vehículo trabajando en estas condiciones debe ser atendido rápidamente pues de lo contrario podría ocasionar daños graves al motor producto del recalentamiento al que estuvo sometido.

EL CHASIS….

El chasís, la columna vertebral del carro

Muchas veces al leer una ficha técnica o la descripción de un vehículo, podemos encontrar que en ella se habla de un carro con chasís monocasco, también llamado autoportante, o de un chasís de largueros y travesaños, también llamado chasís independiente .

Esté último es el concepto original sobre el que se fundamentó buena parte del desarrollo de la industria automotriz. Se trata de una estructura compuesta por dos vigas o largueros de acero muy fuerte que van ubicadas en paralelo de manera longitudinal y están unidas entre si por travesaños. Sobre esta estructura se monta la carrocería del vehículo y todos los elementos y componentes que hacen parte del mismo. Aunque su forma original esta descrita con base en los largueros longitudinales  también se pueden encontrar estructuras en X o plataforma por ejemplo.

Pero en su búsqueda por optimizar costos y agilizar procesos, los fabricantes siguieron buscando nuevas formas de desarrollar las estructuras de sus autos. Y ahí aparece el concepto del chasís monocasco. Esta estructura va más allá de largueros y travesaños y se convierte en un conjunto completo que da forma al vehículo, que tiene elementos estructurales tanto horizontales como verticales y transversales. Chasís y carrocería son uno solo, y a esta estructura se adicionan ya los elementos mecánicos, piezas móviles como puertas, el cableado eléctrico, y los elementos de aislamiento e interiores que conforman un vehículo terminado.

La estructura de chasís independiente hoy día es utilizada básicamente en carros que están orientados al tránsito en terrenos difíciles y al trabajo. Es así como buena parte de los vehículos off road, las pick up, y los vehículos industriales y comerciales utilizan esta construcción. Entre las razones para ello se encuentran la posibilidad de aislar las fuerzas torsionales que impactan el chasís del resto del habitáculo, así los ocupantes del vehículo al transitar por estas vías sienten menos esas irregularidades. Igualmente la fortaleza de la estructura para soportar fuertes impactos directos. Y una tercera ventaja, de cara a los constructores, es que es menos costoso en su fabricación y también su reparación es más económica cuando es necesario recuperar medidas por algún impacto o distorsión en la estructura.

Pero en la actualidad es el chasís monocasco el más usado en la industria. Los automóviles, prácticamente todas la SUV que no están orientadas a un fuerte trabajo off road, minivan, y los vehículos deportivos utilizan esta estructura en su desarrollo. Las automotrices han encontrado en este sistema una mayor rigidez torsional. También son vehículos que en materia de seguridad permiten que en caso de un impacto las fuerzas que se generan se puedan distribuir a lo largo de la estructura evitando que estas se sientan plenas en el habitáculo, preservando así la integridad de los ocupantes del carro. Además, por la utilización de aceros especiales y aleaciones, su construcción es más económica (más no así su reparación). Ofrece un menor peso y por tanto también redunda en menor consumo de combustible. Y  también es posible privilegiar el espacio interior en el diseño del vehículo porque se utiliza menor cantidad de material y esas áreas libres se privilegian para mayor confort .

Sin embargo, todo lo bueno que trajo la aparición de las carrocerías autoportantes se ve opacado al momento de un impacto y su reparación, de la cual siempre quedan cicatrices que afectan si no están bien realizadas el desempeño posterior en caso de un nuevo choque. Adicionalmente se requiere de un ojo experto que certifique si dicho impacto y su reparación tienen o no consecuencias sobre la apreciación comercial del vehículo.

En Autotest, contamos con las herramientas y el personal capacitado para decirle a usted como vendedor o comprador de un vehículo usado cuál es el estado de la estructura del modelo y así poder adelantar negocios de forma transparente e informada.