RELACION PESO POTENCIA.

¿Qué es la Relación Peso/Potencia?

La ficha técnica es un documento fundamental para conocer y entender las características del carro que se quiere comprar y, saber con base en los datos que allí figuran, si ese vehículo es el indicado para solventar las necesidades de movilización que el potencial comprador quiere resolver.

Datos explícitos que aparecen en ella como potencia, torque, tipo de transmisión, medidas y pesos, tipo de combustible, son importante conocerlas y entenderlas para tomar la mejor decisión.

Entre todos los datos que entrega la ficha técnica es posible también construir otros que, si bien no están explícitos, se extraen entre aquellos que la ficha nos muestra. Uno de ellos es la Relación Peso/Potencia.

¿En qué consiste este indicador? La Relación Peso/Potencia permite conocer el rendimiento de un motor relacionado con la carroceria donde esta montado, la capacidad de aceleración que podrá tener, la habilidad con que podria tomar ascenso o pendiente y o la capacidad para transportar carga.

Este indicador se obtiene de dos datos que siempre aparecen en las fichas técnicas, la potencia del vehículo y su peso. Sobre este último valor es preciso aclarar que se pueden tomar dos cifras de peso. Una que hace referencia al peso vacío del vehículo y la otra contabiliza el peso con tanque lleno y conductor.

Para determinar la RPP en el carro entonces se toma la cifra del peso (ya sea en vacío, o con gasolina y el peso del conductor) y se divide por la potencia  declarada en la ficha técnica. La cifra que da como resultado es el valor aproximado de kilogramos que debe desplazar cada caballo de potencia del automotor.

Una relación de peso potencia que esté  por debajo de los 10 kilos por caballo es una cifra positiva en cuanto a las prestaciones que se pueden esperar del vehículo. Cifras superiores indican que requerirá mucho esfuerzo del motoro y la masa a mover es muy pesada como para lograr un rendimiento y comportamiento óptimo del vehiculo en la vía.

Con el fin de comprender más esta relación, tomemos como ejemplo los tres vehículos más vendidos en Colombia durante el mes de mayo:

MarcaModeloVersiónPeso (kg)Potencia (hp)Relación P/P
RenaultDusterZen 1.61.763 (en orden de marcha)11415.4
RenaultKwidLife 1.01.163 (en orden de marcha)6617,6
MazdaCX30Prime MT1.386 (vacío)1539.0
Algunos ejemplos.

Al llevar ese carro que quiere vender o comprar para una inspección en Autotest, nuestros técnicos están en capacidad de explicarle con detalle si el vehiculo que desea comprar se ajusta a sus reales necesidades de uso.

EL ACEITE DEL MOTOR.

imagen:https://www.klipartz.com/

Son varios los fluidos y líquidos que requiere un automotor para su correcto funcionamiento. Pero,  quizá el más importante y del que parte todo el complejo sistema de operación del carro es el aceite.

El auto puede tener gasolina, tener su líquido de frenos en en los niveles y condiciones adecuadas, el refrigerante en estado óptimo, sin problemas el aceite de caja; pero si el aceite de motor no está en sus condiciones ideales o en los niveles adecuados el riesgo de un daño catastrófico para el carro es inminente.

El aceite cumple la función básica de lubricar las piezas móviles del motor,  generando una película entre ellas que evita que el contacto directo de metal con metal por el movimiento que se da al interior del propulsor, deteriore estas piezas. Para esto es importante su viscosidad o la propiedad de mantener su capacidad de fluidez a diferentes presiones y temperaturas. Esta fluidez viene en una escala llamada SAE,  que entre mas alta, mas viscoso, es decir menos fluido.

Pero también cumple otras importantes funciones gracias a los aditivos que los fabricantes agregan a sus fórmulas. Una función detergente para limpiar el motor de cualquier suciedad, generalmente carbon, proveniente de la combustión, que pueda dañarlo.  Una función antioxidante para neutralizar las sustancias acidas que generan la combustion y el azufre presente en el combustible. Igualmente un aditivo para evitar la sedimentación de lodo y carbón. Y un aditivo antiespumante que previene la formación de espumas que dificultarían el efecto lubricante del aceite.

En un principio la industria de lubricantes para vehículos desarrolló los aceites monógrados que tenían un único grado de viscosidad. Pero con los avances y la necesidad de fabricar motores cada vez más eficientes, más económicos,  con mejor desempeño y capacidad de caballos de potencia y torque, fue necesario el desarrollo y formulación también de aceites más avanzados y versátiles. Es así como se habla hoy día de los lubricantes multígrados. Estos últimos recomendables ya que adaptan su viscosidad a diferentes temperaturas de operación ambiental.  No aumentan su viscosidad cuando la temperatura es baja y es necesario que en el arranque el aceite pueda llegar a las diferentes partes del motor rápidamente para lubricarlas de manera correcta. Ni tampoco en altas temperaturas disminuyen su viscosidad para así conservar sus propiedades lubricantes.

También en la forma de producción del lubricante se pueden obtener dos tipos de aceites,  minerales o sintéticos.  Los primeros provienen directamente de las etapas del proceso de destilación del petróleo.  Por su parte los lubricantes sintéticos se obtienen a partir de una serie de procesos químicos en laboratorio que modifican la estructura molecular del hidrocarburo utilizado como materia prima para su producción, obteniendo aceites de gran rendimiento y con mayores protecciones para el motor.

¿Qué aceite usar?

 Lo mejor es seguir la recomendación que el fabricante hace ya que es el quien conoce las características y necesidades de operación del motor de sus autos. Incluso, algunos aceites que los fabricantes utilizan, fueron expresamente desarrollados para ello para proteger correctamente sus motores, dadas sus alta especificaciones o rigurosas condiciones de operación. Igualmente el cambio debe hacerse en los tiempos o kilometrajes que el fabricante señala,  además para no arriesgarse a perder la garantía por no cumplir con este período recomendado.

Por ultimo, el igual cuidado que ponemos en el uso y selección del aceite, debe seguirse con los filtros utilizados.   Nada nos ganamos con usar un buen aceite, si no estamos logrando retirar de èl todo el material dañino que este retira de todos los rincones del motor y que de no hacerlo, lo desgastarían prematuramente, o se depositarían nuevamente evitando una  correcta lubricación.

El Control de Estabilidad.

En esta nueva entrega vamos a hablar sobre otro de esos sistemas que en el momento de sortear una situación de potencial peligro durante la conducción se revelan como un elemento de seguridad de suma importancia. Se trata del llamado Control de Estabilidad, que se puede identificar con las siglas ESP o ESC,  también como VDC, o DSC.

Este mecanismo tiene como función principal monitorear, controlar, y hacer seguimiento a la trayectoria del vehículo y las indicaciones que para la misma da a través de la dirección el conductor, a fin de constatar que finalmente la trayectoria sí corresponda con la orden que se da desde el volante. En suma, lo que se busca evitar con la acción de un sistema de Control de Estabilidad es el derrape del automotor y la pérdida de control sobre su dirección y recorrido.

El Control de Estabilidad trabaja de manera coordinada con otros sistemas del carro como los frenos, el motor, y el control de tracción. La importancia vital de la operación de este sistema está dada en una cifra que revela EuroNcap, y que da cuenta que por lo menos del 80 por ciento de los incidentes que implican derrapamiento del vehículo pueden evitarse con la acción oportuna del ESP.

Para cumplir con su función los sensores miden poco más de 20 veces por cada segundo factores como la velocidad, y ángulo de giro de las ruedas, el ángulo de dirección, la posición del acelerador, la aceleración lateral y la rotación del carro sobre su eje vertical.

Con base en esa evaluación que hace de manera permanente e imperceptible para los ocupantes del auto en condiciones de manejo normal, es que el sistema toma una decisión cuando detecta que una o algunas de estas variables no se comportan de la manera esperada.

Así, puede actuar frenando de manera selectiva las llantas necesarias para poder corregir la trayectoria desde el volante del auto También puede limitar o cortar por unos segundos la potencia entregada para facilitar la acción de retomar la trayectoria por parte del conductor.

Algunos conductores expertos deciden desconectar este sistema en sus autos con el pretexto de sentir mejor la conducción y obviar la supuesta intromisión del sistema en esta labor. Sin embargo, no es una decisión aconsejable porque en cualquier momento puede presentarse una situación de sobreviraje o subviraje en la vía y el ESP puede reaccionar de manera más rápida que cualquier conductor por más experiencia que tenga. Nunca lo desconecte.

Cuando usted nos trae su vehiculo a AUTOTEST para hacer una inspección con el objetivo de venderlo o comprarlo, nuestro equipo humano, apoyado en la tecnología, puede hacer una evaluación del funcionamiento de este sistema y entregarle información confiable para adelantar una transacción segura e informada.

LOS CUIDADOS DE LA BATERIA.

La batería y su mantenimiento preventivo

Del correcto funcionamiento y el buen estado de la batería depende una operación eficiente y óptima del vehículo.  Realmente su mantenimiento preventivo no es tan complejo, y se puede hacer en el mismo garaje de la casa con una inversión de tiempo mínima.

Desde Autotest, brindamos unas recomendaciones del mantenimiento preventivo de este elemento que pueden ahorrar muchos dolores de cabeza.

Pero, antes, una explicación básica sobre su funcionamiento:

La batería es un elemento que acumula energía,  y que entrega esta  a los diferentes componentes del carro cuando estos lo requieren.

La batería recibe energía eléctrica proveniente del alternador, que almacena convertida en energía química generada por la  reacción de las placas de plomo o electrodos, positivo y negativo,  que se encuentran en su interior y están sumergidas en una solución de ácido sulfúrico con agua conocida como electrolito,  en celdas. Cada celda almacena cerca de 2 voltios y en total una batería de carro tiene 6 celdas, es decir una capacidad de 12 voltios.

En el momento que uno de los sistemas o componentes del carro como las luces, el radio, las plumillas del limpia parabrisas, el motor de arranque, o cualquier otro elemento que necesita energía se activa, esta energía química nuevamente se convierte en energía eléctrica que sale del acumulador y permite la operación del sistema que la está demandando.

En este proceso de entregar energía eléctrica a los diferentes elementos, la batería sufre un proceso de descarga y carga, conocido como ciclo, y que es lo que determina la vida útil (número de ciclos) de la batería antes de un reemplazo. Son varios miles de ciclos con los que cuenta la batería antes de su degradación final.

Prevención

Se estima que una buena batería, con los mantenimientos preventivos apropiados, puede tener una duración aproximada de cuatro años. Existen algunas baterías denominadas libres de mantenimiento, totalmente selladas y en las que a lo que se debe revisar es el estado de su carcaza, que no tenga golpes o fracturas que impliquen algún tipo de fuga.

 En las baterías que sí requieren un mantenimiento preventivo periódico es importante revisar su nivel de líquido (electrolito) en cada uno de los vasos, y en caso de no estar en el rango de nivel correcto se debe rellenar  solo con agua destilada que mantiene las propiedades químicas de la batería y evita que deba trabajar de manera más intensa provocando, por ejemplo, un aumento de la temperatura en su funcionamiento.

Un procedimiento de mantenimiento frecuente es la limpieza de los bornes. Esos puntos metálicos que conectan la batería con los cables y a través de los que se transmite la energía a los diferentes sistemas. En su funcionamiento es común que estos bornes se sulfaten o acumulen óxido, y la presencia de estos elementos hace que su operación no sea eficiente,  al no conducir de manera correcta la electricidad. Los bornes se pueden limpiar con un cepillo de cerdas metálicas para eliminar el óxido o sulfato que evita un buen contacto y transmisión de la corriente eléctrica.

Como se señaló antes, el proceso de entregar energía genera momentos de carga y descarga de la batería, por eso con el fin de proteger y garantizar la más extensa vida útil posible, al apagar el carro y bajarse de él porque ya llegó al destino no olvide verificar que no quede ninguna luz encendida, porque esto puede descargar la batería si la parada es prolongada. También,  si en algún momento va a dejar se usar el carro por un tiempo largo debe desconectar la batería, quitando los cables de los bornes. Primero el cable negro, que es el borne negativo y luego el cable rojo, que corresponde con el borne positivo.

Aquí en Autotest como parte de nuestros proceso de revisión para la compra o venta de un carro usado podemos brindar información sobre el estado de la batería y recomendar de ser necesario su reemplazo Así el vendedor y comprador pueden realizar una transacción informada con el respaldo de nuestra inspección técnica

LOS MICROHIBRIDOS, UNA TENDENCIA QUE AVANZA.

En las recientes semanas a las vitrinas de las marcas automotrices en Colombia han arribado varias opciones de vehículos que, entre sus características, destacan la de contar con tecnología de micro hibridación como una forma de generar una mayor eficiencia en el consumo de combustible y en la mitigación de emisiones al medio ambiente.

Audi con su modelo Q5, Kia con el vehículo Stonic, y Suzuki con su modelo Swift, son algunos ejemplos de esta tendencia que, si bien no es tan nueva, sí experimenta un reciente auge en el mercado automotor de Colombia.

Pero, ¿qué es un carro con tecnología de Micro Hibridación, o Hibridación Ligera, o también Mild Hybrid, como se les conoce en el ámbito global?

Se podría decir que en el segmento de los vehículos con  formas de propulsión alternativa este es un primer escalón, una manera de entrar en este mundo. Los vehículos micro híbridos tienen en lugar de un motor de arranque convencional un generador de 12 o 48 voltios y es conocido como MGU (Motor Generator Unit). Este es reversible o sea que genera electricidad cuando funciona solidario con el motor como un alternador o puede generar movimiento en el motor (al arrancar) cuando recibe la carga eléctrica. Además, cuenta con una batería de un kilovatio de capacidad capaz de almacenar la energía  cinética que produce el carro al frenar o en descensos, y la que llega del MGU. Pero, a diferencia de lo que puede suceder con los híbridos, no se utiliza para impulsar los ejes motrices del carro.  Lo que permite es que a través de ese generador se pueden gestionar funciones o momentos como el arranque del vehículo, también apoya la operación de sistemas como aire acondicionado, luces, sistema de sonido, los vidrios eléctricos, o la bomba de agua.

Y aunque en los vehículos con micro hibridación ese generador y baterías no impulsan las ruedas motrices, sí pueden aportar en determinados momentos de marcha una potencia extra para facilitar, por ejemplo, un sobrepaso. Incluso una función que pueden cumplir es permitir el procedimiento denominado Navegación a Vela en el que se apaga el motor de combustión pero el carro sigue su marcha, con el consiguiente ahorro en combustible y las menores emisiones, gracias a su propia inercia De nuevo el motor se conecta cuando se pisa el acelerador.