ANTES DE COMPRAR TU VEHICULO USADO: PRUEBALO.

Uno de los aspectos que determina la decisión de compra de un carro es la posibilidad de realizar una prueba de ruta que permita determinar el comportamiento en vía de ese auto que usted quiere.

Y aunque en estos días no es fácil poder acceder a esta posibilidad en virtud de las precauciones propias y necesarias para mitigar los impactos por la pandemia generada por el Covid 19, sí es importante tener en mente algunas recomendaciones y claves que en lo posible le permitirán poder desarrollar una prueba para conocer más en detalle el funcionamiento y estado del vehículo y las sensaciones generadas en los desplazamientos.

Lo primero es revisar bien el carro,  ojalá a la luz natural para evidenciar en su estado físico y estético y si realmente el carro corresponde con lo que el anuncio de venta o las palabras que su propietario señala. Verificar que no se encuentren fuertes golpes,  rayones, desajustes en las latas o diferencias en tonalidades de la pintura,  o algún elemento que pueda hacer pensar que el vehículo ha sido sometido a un trabajo mayor o incluso inapropiado. Esto también debe hacerse al revisar su interior, buscando elementos de tapicería sueltos, en mal estado o en exceso desgastados y también en una inspección visual de su motor verificando si hay alguna fuga visible de lubricante, refrigerante, liquido de la dirección hidráulica o de frenos.

Desconfie de un kilometraje muy alto o demasiado bajo. Mire si encuentra etiquetas de recordación de cambios de aceite o facturas en la guantera que indiquen un kilometraje anormal al mostrado por el vehiculo.

MIDASE EL CARRO

Suena un poco extraño, pero sí. La idea es que antes de iniciar la marcha, entre al carro,  vea que tan fácil es para usted ingresar y salir de él. También siéntese en el puesto del conductor y fíjese que tan cómodo se siente y las posibilidades de ajuste que pueda brindar su asiento  y el volante;  así como los espejos retrovisores y el espejo interno. Recuerde también que usted no será el único que se transportará en el, mida el espacio de las sillas traseras y también con mucho cuidado la capacidad de carga del baúl.  Analice que tan ergonómicas son las posiciones de los diferentes elementos que utilizará cuando maneje (pedales,  timón, botoneras,  palancas,  pantallas,  entre otros).  Tampoco se olvide de medir el carro en el garaje.  Muchas sorpresas salen a última hora.

EN MARCHA

Una vez cumplido el paso anterior,  es hora de encender el motor. Verifique que todas las luces del tablero funcionen y se vayan apagando progresivamente. Primero asegúrese que el radio o el sistema de sonido del vehículo no esté operando porque podría distraerlo o tapar algún ruido del vehículo en su operación. Con el motor en marcha escuche si produce algún sonido o vibracion extraños a su funcionamiento normal.

Ponga en marcha el carro y preste atención al proceso de aceleración,  si es normal,  progresivo o en algún momento parece que no lo hiciera. Aquí también es momento de apreciar el funcionamiento de la caja de cambios. Si el paso entre marchas es suave o brusco y si al hacerlo pierde revoluciones en exceso o no,  y su proceso de recuperación entre cambios.  Cheque que el embrague no deslice o funcione o muy arriba o muy abajo del pedal.  De igual manera observe el recorrido de la palanca de cambios y que tan fácil es su manipulación.  También acelere el vehículo y déjelo en neutra: no deberá sentir ruidos, traquidos o ronroneos al rodar.

En este recorrido,  que debe ser el más parecido posible a los recorridos que hará de manera habitual en el carro,  aproveche para percibir la sensación que produce la suspensión,  si es muy dura o muy blanda,  si el contacto de las llantas con la superficie de rodamiento se transmite en exceso o no al habitáculo,  o si se presentan vibraciones, ruidos o movimientos excesivos a alta y baja velocidad o al entrar en un giro.

De igual manera compruebe que la dirección del carro sea adecuada,  no muy dura,  y que le permita tener la sensación que el carro sí va por donde usted indica con el volante. Que al dar un giro la respuesta sea rápida, precisa y de igual comportamiento hacia ambos lados.

Compruebe  la efectividad  de los frenos y la distancia aproximada de frenada,   así como la operación del sistema ABS (si el carro lo tiene) y el recorrido y tacto del pedal al presionarlo.  Deje presionado el pedal por un minuto y observe si el pedal desciende de forma anormal o sorpresiva.

En alguna parte del trayecto pruebe el funcionamiento del aire acondicionado su potencia capacidad de enfriamiento y que tanto afecta la entrega de potencia del carro. También aproveche esta prueba para ensayar el desempeño de otros sistemas como luces, sistema de infoentretenimiento y su facilidad de operación  (si lo tiene), las plumillas, los sistemas de alertas auditivas y/o visuales que pueda tener el vehículo (reversa, cambio de carril, colisión frontal, puertas abiertas, cinturones de seguridad, entre otros).

Con estas recomendaciones básicas puede tener una idea más concreta y real del estado del carro que quiere adquirir y si en verdad es la respuesta a su necesidad de movilidad.

Recuerde que, además de esta prueba de ruta, debe contar también con una rigurosa inspección de la mano de especialistas. En AUTOTEST contamos con la experiencia y el equipo profesional para brindarle la información clara, precisa, y transparente sobre el estado técnico, mecánico, y de procedencia de ese vehículo usado que usted quiere tener.

ELEMENTOS PARA FIJAR EL PRECIO DE UN USADO.

¿Quieres vender tu actual carro, o buscas comprar un carro en el mercado del usado? Por supuesto uno de los factores básicos para que esa venta o esa compra tengan éxito es el precio del bien. ¿Pero, sabes si el precio que pides por tu vehículo, o el valor que estás dispuesto a pagar por ese carro que te llama la atención, es el adecuado?

No existe una fórmula en Excel o una tabla unificada que determine el valor de un carro usado, este depende de varios factores que se deben analizar por parte del vendedor y del comprador, así cada uno sabrá si el valor que quiere recibir por su bien o el monto que está dispuesto a pagar por adquirir un auto es el indicado.

Claro que hay una carga de subjetividad en la fijación de ese precio, pero con estas claves será un poco más fácil determinar un valor aproximado, y a partir de ahí iniciar una negociación que deje satisfechas a ambas partes de la ecuación presente en la transacción.

En primer lugar la marca. Si una marca es altamente comercial, tiene una fuerte presencia de vehículos rodando en el país, una sólida red de distribución y atención posventa, sus repuestos son fáciles de conseguir, y no solo en los almacenes de concesionario, sino en comercios especializados en autopartes, y cuenta con una buena reputación, su valor será más apreciado.

Año modelo y kilometraje.  Cuando un vehículo nuevo sale del concesionario pierde en su primer año aproximadamente un 20% de su valor comercial, y año tras año en los primeros tres esto puede ser un 15% anual, y de ahí en adelante aproximadamente un 10%. Pero también el kilometraje recorrido es un factor a considerar al fijar un precio. Hoy en Colombia un recorrido promedio anual está en 15 mil kilómetros, a partir de ahí se debe evaluar de acuerdo con el año modelo, que tanto está el carro dentro de ese promedio y determinar sus factores de uso por parte del dueño o dueños anteriores.

La procedencia del carro también es un elemento que se evalúa al momento de fijar un precio. En Colombia es usual que carros matriculados y que hayan sido usados en determinadas regiones del país tengan un precio mejor que otros que han rodado en otras zonas del país, especialmente porque su uso en esas regiones implicó que no se sometiera a condiciones que pudieran generar un desgaste mayor o prematuro por condiciones de terreno, clima y factores externos en el ambiente y entorno de operación.

El estado mecánico, técnico y estético del vehículo. Obviamente un carro usado tendrá algunas condiciones mecánicas, técnicas, y de apariencia que muestran el desgate natural por el uso dentro de las especificaciones y condiciones adecuadas. Ya si los signos de desgaste son mayores a los habituales el precio se afectará porque quien quiera comprar el carro seguramente tendrá que hacer una inversión mayor en la intervención de estos elementos desgastados o que deben ser cambiados.

Evalúe también opciones similares al vehículo que quiere vender o comprar y mire sus precios, así puede establecer un rango en el cual moverse al momento de llevarlo al mercado para su venta u ofrecer un precio para la compra. También se puede guiar por las tablas de publicaciones especializadas que le darán una idea del mercado en el que se está moviendo para presentar una oferta adecuada en venta o compra.

Y como la base de toda negociación está en la confianza y transparencia entre las partes, en AUTOTEST le ofrecemos la inspección como una herramienta para que pueda desarrollar una negociación justa y satisfactoria con ese vehículo que quiere vender o comprar

LA POSPANDEMIA, UNA OPORTUNIDAD PARA EL SECTOR AUTOMOTOR.


Poco a poco las actividades económicas están volviendo a la reactivación,  y las personas también comienzan a pensar en lo que será el futuro en la era Pospandemia. Es cierto que la “normalidad”, tal como la conocíamos antes de este fenómeno, tardará en asentarse nuevamente, y seguramente también esta coyuntura generará algunos cambios en el estilo de vida. Sin embargo la necesidad de movilidad seguirá presente, e incluso es posible que la demanda por autos particulares se incremente.

Así lo estiman varios analistas del sector,  que ven en la compra de automóvil particular una medida de protección por parte de las personas que buscan minimizar los contactos personales y evitar así los contagios futuros. Y esto, en los actuales sistemas de transporte público y su forma de operar es algo casi imposible. Por eso quieren un carro en el que puedan sentirse seguros ellos y sus familias, lo menos expuestos posible a la interacción con otras personas que puedan significar algún riesgo para la salud. 

En este contexto es en el que es posible que la demanda por nuevos vehículos aumente en aquellas personas que tienen la capacidad económica para hacerlo. Y quienes salen de esta coyuntura con un bolsillo más ajustado,  pero de igual manera buscan una alternativa de transporte propio,  orientarán su búsqueda en el mercado del usado que también deberá experimentar una reactivación importante.

.Otro factor que puede ayudar a impulsar de nuevo las ventas de autos nuevos y usados está relacionado con la posibilidad de que muchas personas aplacen su deseo de realizar viajes nacionales e internacionales,  vía aérea o en transporte público masivo intermunicipal,  y opten por realizar estos desplazamientos por trabajo o turismo en vehículos particulares,  y es así como pueden ser potenciales clientes de los concesionarios o del mercado de segunda  para adquirir un carro que supla esta necesidad de desplazamiento.

Por el lado de las firmas comercializadoras el proceso de reinicio de actividades también implicará el desarrollo de estrategias comerciales y de financiamiento para recuperar el tiempo perdido durante las semanas que las ventas fueron bajas (a través de canales digitales) o prácticamente inexistentes. Deben tratar de reanimar procesos de venta que quedaron en el aíre durante la cuarentena,  y propiciar que nuevos clientes se acerquen a sus vitrinas. En este sentido las ofertas comerciales y los planes de crédito flexibles jugarán un papel importante para recuperar el rezago,  y evitar una caída mayor. Si ha principio de año se hablaba de unas 270 mil unidades totales vendidas, las nuevas proyecciones rondan entre 170 y 180 mil unidades.

Y en este panorama,  en el que esperamos se reactiven los mercados de vehículos nuevos y esto conlleva a actividad también al mercado del usado, desde AUTOTEST estamos listos para apoyar esta reactivación. Nuestro equipo humano y técnico está preparado y listo para ofrecer el mejor servicio de inspección vehicular previo a la venta bajo los más estrictos protocolos de bioseguridad para protegerte y protegernos y lograr así que la decisión de comprar y vender un carro usado se haga de la manera más transparente e informada posible.

PASOS PARA ADQUIRIR UN VEHICULO USADO.

 

La compra de un carro usado implica un proceso de toma de decisiones emocionales y racionales. Emocionales porque siempre en esta adquisición habrá un componente de orgullo‚ de mostrar que se está progresando y avanzando en los proyectos de vida personal. Pero más allá de la sensación de bienestar y satisfacción que puede producir‚ es importante llevar a cabo unos pasos importantes que aseguren que la compra resulta satisfactoria.

Desde Autotest le damos una guía de cómo debe llevar adelante este proceso.

En primer lugar usted debe tener clara su necesidad de transporte‚ si es para su movilidad personal y la de su familia‚ si en ese vehículo va a mover algún tipo de mercancía y cuál‚ si se trata de un carro para emplear en movilización de personas como transporte especial‚ también las rutas y tipos de vías de más frecuente tránsito‚ tiene algún tipo de restricción en color‚ en precio‚ marca‚ en placa u origen del vehículo. Esas son algunas de las preguntas que debe responderse y con base en ello mirar las opciones que le ofrece el mercado del usado. Puede acudir a la venta de usados que tienen diferentes concesionarios de la ciudad‚ también a las páginas web que se especializan en este tipo de oferta‚ y aunque ya no pesan tanto‚ los avisos clasificados en periódicos también son una fuente de información para mirar opciones y establecer que tipo de vehículos pueden ser su foco de interés y un presupuesto.

Una vez haya elegido el carro de su preferencia es importante realizar una revisión de sus elementos estructurales‚ mecánicos‚ eléctricos y electrónicos y su funcionalidad. En Autotest contamos con una serie de pruebas que le permiten a usted como comprador tener claridad sobre el estado actual del vehículo y poder realizar así una negociación transparente e informada. Recuerde que también ofrecemos la posibilidad de realizar una inspección y rastreo del historia del vehículo y la originalidad de sus números de identificación.  Para el pago de esta revisión se puede acordar una fórmula en la que en caso de que la revisión sea exitosa la asuma el comprador del vehículo‚ si por alguna razón este no queda conforme con los resultados la revisión la paga el vendedor del auto.

Cabe aclarar que esta revisión no es la misma que realizan las compañías aseguradoras‚ que someten el carro a un peritaje para determinar si es asegurable o no. Cada compañía‚ de acuerdo con sus políticas comerciales y de riesgos tiene sus criterios para decidir que carros asegura y que carros no. Y en este caso‚ además de una revisión mecánica básica‚ también se tienen en cuenta factores como el año modelo‚ la marca‚ el origen‚ e incluso que tipo de usuario será quien use el carro con más frecuencia. Por lo general este peritaje por parte de la compañía aseguradora no tiene costo para quien va a asegurar el vehículo.

Una vez cumplida esta etapa del proceso y con la seguridad de que se compra el carro que se ajusta a sus necesidades y gusto‚ y definido también el precio de la transacción‚ es necesario establecer si el carro tiene algún tipo de prenda‚ es decir si existe una deuda con alguna entidad financiera que prestó el dinero para la compra del carro por parte de quien ahora lo va a vender. De ser así se establece con el vendedor que una parte del pago del carro va a cubrir el valor que aún se deba de ese crédito- así queda estipulado en la compra venta- y el remanente se entregará al vendedor. O también se puede garantizar por parte del vendedor que al momento del traspaso la prenda ha sido levantada porque el pago con sus recursos la totalidad de esa deuda.  También se puede establecer un pago prorrata de factores como los impuestos‚ el SOAT‚ y la revisión técnico mecánica obligatoria‚ de acuerdo al tiempo de vigencia aún de estos documentos y gravámenes.

La formalización de la transacción se da con el traspaso. Este es el documento que acredita ante las autoridades de tránsito que el carro cambia de propiedad y para todos los efectos de impuestos‚ gravámenes‚ infracciones a las normas de tránsito y multas‚ es el nuevo dueño quien asume estas circunstancias y eventuales costos. Cada organismo de tránsito tiene un valor diferente para este proceso‚ pero puede oscilar entre los $200.000 a $250.000 (antes de llevarlo a cabo puede consultar directamente con la secretaría de tránsito o movilidad en la que se matriculará el vehículo). Cabe anotar que para poder protocolizar el traspaso‚ el vehículo no puede tener pendientes por multas‚ sanciones o impuestos atrasados. Estos los debe cancelar su propietario vendedor.

Con el traspaso en firme la autoridad de tránsito expide la nueva matrícula y oficializa el cambio de propietario. Ahora a rodar.

JOSE ALEJANDRO PEREZ

 

 

¿USADO?

RECOMENDACIONES PARA LA COMPRA DE VEHÍCULO

Estrenamos una nueva sección sobre autos usados, para que estés bien informado.

[metaslider id=2060]

Está por finalizar el 2017 y para muchos, el poder tener entre manos un nuevo automóvil, es un estímulo importante para esforzarse y trabajar cada día, un anhelo que casi siempre comparte la familia y quizá, amigos y allegados. Mucho más si quiere darse este gusto como regalo de navidad. Deseo el cual apoyamos desde estos párrafos y les aportamos consejos y opiniones para que dicho propósito de “estrene” cumpla con su cometido. Importante para ello es preguntarnos si la decisión de compra debería ser ¿un auto nuevo o un usado? Ambas opciones representan ventajas y desventajas.

Estrenar “0 kilómetros”, es para muchos la mayor satisfacción, otros buscan el respaldo y la confianza que brinda un vehículo recién salido de una sofisticada fábrica y cualquier desperfecto podría ser cubierto por garantía. Así, encontraríamos muchos otros argumentos y ventajas. Pero no necesariamente es la mejor opción o el mejor consejo para seguir. Entonces ¿usado? Desde estas líneas y basados en muchos argumentos técnicos, económicos, sociales, prácticos y varios otros, nos atrevemos  a decirles: ¡Sí!

Colombia ha presentado un dinamismo importante en el sector y el número de ventas de vehículos nuevos  cada año ha permitido una renovación del parque automotor. Ofreciendo una amplia posibilidad de opciones para  que usted “estrene” un modelo con varios kilómetros encima a muy buen precio y muy posiblemente en excelentes condiciones mecánicas, estéticas y legales.  Parecería un contrasentido usar la palabra “estrenar” cuyo significado es: “usar una cosa por primera vez”, pero analice que no menciona la palabra “nuevo”.

VENTAJAS:

-Gran posibilidad de encontrar autos de su agrado y a menor costo que uno «0 kms».

-Autos en las condiciones y costos que se adecuan a las pretensiones.

-Posiblemente una depreciación mucho menor que las que afectan a los autos nuevos al momento de su salida de vitrinas.

– El ahorro del pago de las revisiones periódicas por garantía y servicios  de mantenimiento.

– Realización de servicios o reparaciones por fuera de concesionarios oficiales y su consiguiente ahorro en esos costos.

-Personalización a gusto, del vehículo adquirido ya que no hay una garantía que sea afectada.

-Impuestos y primas de seguro más económicos.

DESVENTAJAS:

-Si usted no es conocedor del tema y no se asesora, corre riesgos que el auto usado a comprar presente serias falencias en el estado mecánico, de carrocería, motor o en documentación.

-Riesgo a futuro de presentar desperfectos el vehículo y de tener que realizar con frecuencia reparaciones y comprar refacciones.

-Presenta mayor dificultad para adquirir financiación para comprar vehículo usado.

PIERDA EL MIEDO

Ustedes bien pueden agregar o suprimir más aspectos que los antes mencionados, pero en lo descrito como “DESVENTAJAS”, perfectamente lo pueden prevenir, minimizar, obviar y hasta transformarlo en beneficio para su propósito de montarse en una “nave” que lo transporte a usted, a su familia y demás personal que desee, con total alegría, satisfacción, comodidad, seguridad y tranquilidad. ¡Sí! Así como lo lee.

Lo más importante para que haga un buen negocio es asesorarse debidamente con personal conocedor y experto que lo oriente en todos los sentidos, tales como:

– Valor adecuado de compra y buen mercado de reventa.

-Condiciones mecánicas, de equipamiento, seguridad, estéticas y legales óptimas del vehículo.

-Respaldo de la marca en el país, como la provisión de repuestos y mano de obra capacitada.

-Condición de asegurabilidad con pocas restricciones y buena procedencia del vehículo.

-Mantenimiento, uso y cuidados del modelo.

Si aplica estas recomendaciones y consejos, verá unos satisfactorios resultados y disfrutará su compra como si lo hubiese sacado de fábrica y desde Autotest lo acompañamos en esa bonita aventura, no solo de corazón, sino con  una vasta experiencia en la asesoría de muchos aspectos antes mencionados. Anímese a “estrenar” usado, pierda el miedo, asesórese y disfrute su vehículo.

 

ISAAC PEREIRA MÁRQUEZ

 

AUTOTEST es su mejor opción en asesoría y acompañamiento en la compra de su vehículo, con una gran experiencia, con personal plenamente capacitado en el diagnóstico, evaluación y asesoría de vehículos, en las áreas de carrocería, mecánica, documentación, trámites y un trato amable para usted y su auto. ¡Visítenos!