LOS AUTOS ETERNOS

DESFILE DE CLÁSICOS Y ANTIGUOS Y CONCURSO DE ELEGANCIA 2018

Medellín se consolida como capital de la historia del automóvil en el país con el encuentro de autos  en excelente estado de conservación o con un magnífico trabajo de restauración. Más de 300 hermosas piezas participaron en el tradicional Desfile de Autos Clasicos y Antiguos de la Feria de las Flores y los mejores automóviles americanos de los años 50 participaron del Concours D´Elegance 2018

  • La historia dice que un De Dion Buiton de color rojo similar a éste fue el primer automóvil en Colombia

El año 1900 marcó el inicio de la historia de automóvil en nuestro país, cuando según los relatos y archivos históricos, un señor de apellido Amador decidió comprar en Francia un vehículo increíble para la época, que era capaz de moverse de forma autónoma con un aparato llamado motor de combustión interna, excluyendo a cualquier animal de tiro para hacer mover la pequeña carrocería. Ese aparato fabricado por De Dion Buiton fue el precursor de los millones de automóviles que posteriormente inundaron, calles, carreteras, caminos, campos, desiertos, selvas y demás increíbles sitios de nuestra patria a los que pueden acceder estos aparatos.

Fue Medellín precisamente el primer lugar en el país en recibir un automóvil y cada año para estas épocas rinde un muy sentido homenaje a casi cada automóvil que ha pisado nuestra patria. La labor que realiza el Museo del Transporte es loable al seleccionar con detalle cada modelo que participa en el magistral desfile recorriendo las vías de la capital antioqueña, brindando a cada espectador un instante de muchísima historia, ingeniería, anécdotas vividas, recuerdos del pasado, reviviendo emociones y haciendo crecer el aprecio de la gente no solo por este evento único, sino incentivando a propietarios y coleccionistas actuales y en potencia a continuar protegiendo y nutriendo este museo itinerante sobre ruedas.

Este año el preludio lo dio el Concours D´Elegance, que convocó en esta versión a los automóviles americanos de los años 50, época de oro en la cual nuestro país despegó en el mundo automotor trayendo infinidad  de marcas principalmente “gringas” como Buick, Cadillac, Chevrolet, Oldsmobile y Pontiac, producidas por General Motors; Ford, Lincoln y Mercury, bajo el grupo empresarial Ford Motor Company. También por estas tierras colombianas conocimos Chrysler, Desoto, Dodge, Fargo y Plymouth bajo el histórico nombre del primero. Estas marcas anteriores fueron conocidas como “las tres grandes de Detroit”, ciudad conocida como capital estadounidense del automóvil. Pero igualmente la influencia del país del tío Sam nos permitió traer marcas de menos reconocimiento en ventas pero igualmente históricas como Studebaker, Hudson, Nash, Packard, Rambler, AMC, Henry J, Willys Overland, International-Harvester, aun Kaiser y previamente como lo reseña el historiador Juan Guillermo Correa en su reciente obra hasta un mítico Duesemberg, estuvo en Colombia.

El evento de este año contó con más de 60 piezas en óptimas condiciones fuese de conservación o restauración, siendo el deleite de los visitantes que disfrutaron el mágico entorno del Museo El Castillo, sede mas que natural e ideal para esta reunión de historia lujo, elegancia y tradición. Y cerrando con las 300 históricas piezas recorriendo las calles de la ciudad y haciendo este año el homenaje a quienes se abrieron camino y ayudaron a construir este país, los camperos. Willys, Jeep, Land Rover Defender, Toyota Land Cruiser, Nissan Patrol, Suzuki LJ, Mitsubishi Montero, Uaz, y demás robustos aparatos capaces de transitar casi cualquier terreno.

Miles y miles de personas acompañan año tras año estos eventos sea a bordo de los vehículos, restaurándolos, preparándolos, conservándolos, en la organización del evento y en las calles del recorrido. Una pasión que cada vez cobra mayor relevancia y que ojalá los actuales propietarios de autos de cualquier época tomáramos conciencia de mantenerlos en las mejores condiciones posibles, pues serán los futuros autos antiguos y tal vez clásicos.

ISAAC PEREIRA MÁRQUEZ

8871total visits,63visits today