En días recientes en la prensa especializada que cubre la actividad de la industria automotriz causó revuelo una noticia según la cual dos modelos que hoy ruedan en el mercado colombiano,  el Renault Duster y el Suzuki Swift,  recibieron una calificación de 0 estrellas en seguridad de acuerdo con la evaluación realizada por una entidad llamada Latin NCAP.

Quizá lo que más llamó la atención en esta información fue la presencia de un vehículo como Duster,  uno de los más vendidos de Renault en Colombia y también de los más vendidos en su segmento de SUV de entrada. Además,  ese mismo auto había sido calificado por Latin NCAP unos años atrás con cuatro estrellas.  Cabe anotar que el vehículo evaluado se trató de una unidad producida en Brasil,  pero aun,  así el impacto al compartir arquitectura y plataforma hacen que también influya en Colombia.

Según Renault desde Brasil,  el resultado reciente está motivado en el cambio de protocolos de Latin NCAP para la realización de sus pruebas.

Pero más allá de la noticia,  aquí,  en Autotest,  queremos explicar un poco ¿qué es Latin NCAP? y ¿cuál es la importancia que cada vez adquiere en mayor medida como una fuente de información al momento de comprar carro?

En primer lugar,  Latin NCAP hace parte de una red de organismos agrupados en torno a la denominada Global NCAP y que se encargan de desarrollar para diferentes mercados pruebas de seguridad a través de los crash test (pruebas de impacto). Y aunque se trata de una red global que busca el mismo objetivo de tener carros más seguros para los usuarios en todo el mundo sus pruebas no son idénticas entre una región y otra y por lo tanto no significa que el resultado,  por ejemplo de Europa (Euro NCAP) es el mismo para el mismo carro en Latinoamérica (Latin NCAP),  porque además,  aunque se trate del mismo modelo,  el origen,  el equipamiento,  el proceso de fabricación y ensamble,  o los materiales pueden ser diferentes en algunos casos.

¿Qué evalúa Latin NCAP?

Este organismo evaluador independiente,  que entre otras organizaciones cuenta con el apoyo de la ONU,  desarrolla una evaluación que involucra la protección de los ocupantes adultos,  la protección ofrecida a los niños que viajan en el vehículo,  la seguridad que puede brindar a peatones y los elementos de tecnología de asistencia a la conducción que equipa el vehículo.

La evaluación implica que un resultado aceptable, bueno,  o excelente  (3 a 5 estrellas) debe tener buenas calificaciones en cada uno de los aspectos que evalúa este nuevo protocolo,  porque a diferencia de las calificaciones que entregaba hasta 2019 y se dividían en estrellas para el nivel de protección adulto y estrellas para el nivel de protección niños,  a partir de 2020  se entrega una sola calificación general en estrellas (de 0 a 5) y también cada uno de los aspectos evaluados tiene un porcentaje que permite analizar en mayor detalle cuáles son los puntos fuertes y débiles en cada uno de los vehículos sometidos a la prueba.

Una guía para elegir

Al momento de analizar las opciones de compra de un vehículo nuevo o usado los aspectos de seguridad ofrecida son de suma importancia. Y en este sentido la evaluación tipo NCAP puede ser uno de los referentes a tener en cuenta para dicha elección.

Bajo esta premisa el potencial comprador debe tener en cuenta algunos aspectos. En primer lugar el origen del vehículo.  Como lo dijimos antes,  en diferentes regiones opera el sistema de evaluación pero con características diferentes.  Así para un vehículo de fuente europea es importante consultar la evaluación Euro NCAP más reciente que exista sobre él.  Si por el contrario,  la fuente es Latinoamérica,  la consulta será a partir de los protocolos Latin NCAP si ya ha sido evaluado bien sea de manera aleatoria por parte de la entidad o a pedido de la misma marca que quiere tener un valor agregado en su oferta con el resultado de la evaluación.

Si el auto cuenta con una evaluación de NCAP puede profundizar en sus características con el asesor de la marca con el fin de precisar algunos aspectos que quiera conocer acerca de los resultados y otros elementos de seguridad que la marca haya desarrollado para la protección de los ocupantes del vehículo.

Si el vehículo que desea comprar aún no cuenta con la evaluación Latin NCAP no quiere decir que se trate de un vehículo inseguro,  es muy posible que aún la entidad no haya procedido a su análisis ya que se trata de un procedimiento complejo,  costoso y que implica tiempo para la preparación y el desarrollo de la prueba.  Otra posibilidad es que el carro tenga un origen diferente a Latinoamérica y en dicho mercado sí puede tener ya la evaluación respectiva,  que se puede indagar en las páginas oficiales de cada uno de los organismos evaluadores en el mundo y que se pueden consultar en www.globalncap.org

Por Admin