Cuando usted va en su carro solo o con otras personas a bordo por lo general se siente seguro, cómodo y confiado en que ese espacio está diseñado para brindar una buena experiencia de conducción.

Y en efecto así es. Esta es la función del habitáculo, ese espacio que alberga a los ocupantes del vehículo y que hace parte integral de la carrocería, la estructura que le da forma al vehículo y que, además de cumplir con esa tarea de protección y confortabilidad para los ocupantes del auto, cumple otras tareas.

Desde el punto de vista del diseño es la estructura que da forma al vehículo y permite su identificación o reconocimiento. También a partir de ese mismo diseño y de los materiales con los que se construye permite un desempeño más eficiente a través de un buen coeficiente aerodinámico (Cx) y menor peso,  con lo que el consumo de combustible puede ser más contenido y la eficiencia en marcha más alta.

Al hablar de carrocerías se pueden identificar cuatro tipos

Carrocería independiente: es aquella que se encuentra unida al chasís por tornillos y puede ser desmontada. Se encuentra por lo general en vehículos para uso off road, en pick ups, autobuses y en algunos vehículo de tipo industrial.

Carrocería monocasco: tanto el chasís como la carrocería son una sola pieza. Eso sí cuenta con partes que son removibles como las puertas, la tapa baúl, el capó de acceso al motor.

Carrocería auto portante: aunque puede confundirse con la monocasco, la característica de este tipo de carrocería es que no es una pieza única. Se trata de una estructura formada por varias piezas unidas entre si por soldadura.

También las carrocerías se clasifican de acuerdo al volumen

Monovolumen: son aquellas carrocerías en las que las zonas que ocupan el espacio de motor, de pasajeros y de equipaje está unificado y no se diferencian en el diseño del vehículo.

Dos volúmenes: en ellas es posible apreciar dos secciones diferenciadas. En la primera está el espacio para motor y en la segunda se ubican habitáculo y espacio para la carga o equipaje.

Tres volúmenes: en este tipo de carrocería tanto el motor,

 el habitáculo y la zona de carga tiene secciones diferenciadas y separadas entre si.

Y finalmente las carrocerías también se pueden identificar por la forma que dan al vehículo  Es así como se puede hablar de carrocerías

Sedán: es la carrocería que se observa básicamente en los automóviles. Se trata de carrocerías de tres volúmenes. Cuando este sedán es de gran dimensión (por encima de los 5 metros de largo) también se le puede denominar berlina. En la carrocería sedán el parabrisas trasero es fijo (no está unido al portón trasero o baúl) .

Hatchback: son las carrocerías con dos o cuatro puertas laterales y en las que el parabrisas trasero va unido al portón. Comúnmente se habla de un tres puertas cuando el vehículo tiene dos puertas laterales más el portón trasero o de un cinco puertas cuando se trata de cuatro puertas laterales y el portón.

Cupé: se trata de los vehículos que tienen dos puertas laterales y su carrocería es de dos volúmenes (una zona para motor y otra para pasajeros y carga)

SUV: (Vehículo Deportivo Utilitario) es una carrocería que parte de la plataforma de un automóvil pero por lo general con una mayor altura del suelo y puede tener elementos estéticos que también son característicos de vehículos todo terreno (no es un todo terreno y por lo tanto su operación es básicamente en zonas asfaltadas o de baja a mediana complejidad) . Es el tipo de vehículo que hoy día tiene más acogida en el mercado automotor global y en Colombia.

Todo terreno: generalmente una carrocería con chasís independiente de gran altura o despeje del suelo. También grandes ángulos de ataque y salida que le permiten enfrentar las condiciones de terrenos agrestes quebrados.

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *