En las recientes semanas a las vitrinas de las marcas automotrices en Colombia han arribado varias opciones de vehículos que, entre sus características, destacan la de contar con tecnología de micro hibridación como una forma de generar una mayor eficiencia en el consumo de combustible y en la mitigación de emisiones al medio ambiente.

Audi con su modelo Q5, Kia con el vehículo Stonic, y Suzuki con su modelo Swift, son algunos ejemplos de esta tendencia que, si bien no es tan nueva, sí experimenta un reciente auge en el mercado automotor de Colombia.

Pero, ¿qué es un carro con tecnología de Micro Hibridación, o Hibridación Ligera, o también Mild Hybrid, como se les conoce en el ámbito global?

Se podría decir que en el segmento de los vehículos con  formas de propulsión alternativa este es un primer escalón, una manera de entrar en este mundo. Los vehículos micro híbridos tienen en lugar de un motor de arranque convencional un generador de 12 o 48 voltios y es conocido como MGU (Motor Generator Unit). Este es reversible o sea que genera electricidad cuando funciona solidario con el motor como un alternador o puede generar movimiento en el motor (al arrancar) cuando recibe la carga eléctrica. Además, cuenta con una batería de un kilovatio de capacidad capaz de almacenar la energía  cinética que produce el carro al frenar o en descensos, y la que llega del MGU. Pero, a diferencia de lo que puede suceder con los híbridos, no se utiliza para impulsar los ejes motrices del carro.  Lo que permite es que a través de ese generador se pueden gestionar funciones o momentos como el arranque del vehículo, también apoya la operación de sistemas como aire acondicionado, luces, sistema de sonido, los vidrios eléctricos, o la bomba de agua.

Y aunque en los vehículos con micro hibridación ese generador y baterías no impulsan las ruedas motrices, sí pueden aportar en determinados momentos de marcha una potencia extra para facilitar, por ejemplo, un sobrepaso. Incluso una función que pueden cumplir es permitir el procedimiento denominado Navegación a Vela en el que se apaga el motor de combustión pero el carro sigue su marcha, con el consiguiente ahorro en combustible y las menores emisiones, gracias a su propia inercia De nuevo el motor se conecta cuando se pisa el acelerador.

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *